Cómo elaborar una buena contraseña

Toma en cuenta estos consejos para cuidar mejor tu información.


Por Alejandro de la Cruz


Siguiendo con nuestro recuento de buenas prácticas en la vida digital, ahora hablaremos sobre el uso de una buena contraseña. Es muy importante y es con lo que debemos de empezar. Además, es muy recomendable que sea diferente para cada servicio o aplicación que utilices.


Sabemos que puede ser ligeramente complicado, pero aquí te vamos a comentar un par de técnicas y trucos donde podrás elaborar una contraseña fuerte y fácil de recordar para ti.


LO QUE NO DEDES HACER


Lo primero que debemos de tomar en cuenta es lo que no debemos hacer, por ejemplo, usar palabras genéricas como “contrasenia” “qwertyui” “123456” etc.


Nunca utilizar información personal como fecha de cumpleaños o aniversarios, placas del coche, nombre de la mascota o cualquier dato que puedas tener público en tus redes sociales o que pueda ser investigado.


Nunca usar como contraseña nuestro nombre de usuario. Nunca usar la misma contraseña para dos o más sitios. No compartir la contraseña. Tratar de no escribirlas (sobre todo en post it pegado a tu monitor), ya sea en papel o de forma digital.


Google nos dice que una contraseña segura permite: proteger tu información personal, tus correos electrónicos, archivos y demás contenido, además de evitar que otra persona acceda a tu cuenta.


ELABORA UNA BUENA CONTRASEÑA


Para empezar a elaborar una buena contraseña debe de tener al menos 12 caracteres, aunque entre más larga sería aún mejor. Usar números, símbolos (si lo permite), letras mayúsculas y minúsculas.


Uno de los métodos es usar frases que conocemos bien para crear una contraseña, y esta puede ser parte de una canción, una poema, un diálogo de nuestra peli favorita, o bien, una frase que para cada uno tenga sentido, como por ejemplo: “La carne asada me gusta en término medio” por lo cual podríamos obtener “LcAsMGUeTm” y para añadirle más seguridad algo único que para nosotros tenga sentido, por ejemplo, el año de la inauguración del estadio BBVA y quedaría de la siguiente manera “LcAsMGU20eTm!5” insertamos después de “me gusta” los primeros dos dígitos, y al final en lugar de 15, el 1 lo cambié por el signo ”!”.


Aquí estoy cumpliendo con más de 12 caracteres, mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. Ahora esta sería nuestra base, por ejemplo, si la quiero usar para Facebook: “LcAsMGU20eTm!5@Zuk”; para Amazon: “LcAsMGU20eTm!5@Jef” o para correo “LcAsMGU20eTm!5@coR”.


Hay otro método que se recomienda llamado Diceware, el cual se basa en elegir al menos cuatro palabras al azar y sin conexión, creando una frase sin sentido, como por ejemplo las palabras serían: azul, cava, ropa, mar. Y con mayúsculas, números y símbolos quedaría “Azul!Cava3roPa.Mar” y de nuevo esta será nuestra base. Para un servicio financiero la contraseña nos quedaría de la siguiente manera “Azul!Cava3roPa.Mar@$$” para el correo “Azul!Cava3roPa.Mar-@” .


Como vemos, el resultado es una contraseña larga, complicada, con mayúsculas, minúsculas, símbolos y números, pero que al final es fácil de memorizar, porque sólo debemos recordar las cuatro palabras y tratar de relacionarlas de alguna manera, pero sobre todo algo que solo tu conocerás.


Hay otras técnicas en donde las vocales las cambian por números. Esta técnica hace 20 años era buena, ahora los ataques recientes de fuerza bruta ya descifran estas combinaciones, por eso es el mejor momento para crear una buena contraseña fuerte y segura.


Si tuvieras dudas sobre este y algún otro tema con la ciberseguridad síguenos escribiendo a infosec@talisis.com