Mindfulness en el ambiente laboral

Ya sea en home office o en la oficina, practica la meditación mindfulness con estos cinco puntos.


Por Staff Talisis Review


Practicar la meditación mindfulness, que es la capacidad de prestar atención al momento presente sin juzgar ni reaccionar, en el ambiente laboral ayuda tener un mayor bienestar, indica Regina Valdés, instructora certificada en Mindfulness por el Instituto Mexicano de Mindfulness.


Para esto, nos recomienda cinco puntos que puedes poner en práctica en un ambiente laboral, ya sea si estás en home office o en oficina.


  1. Antes de iniciar tu jornada laboral, en lugar de comenzar a leer correos, por ejemplo, anota los “must” del día, es decir, lo que sí o sí tienes que hacer. Esto te ayudará a tomar conciencia de las actividades diarias y priorizar.

  2. Procura agendar juntas de máximo 45 minutos. La propuesta es tener juntas más eficientes para que los 15 minutos restantes de la hora los puedes aprovechar para un descanso.

  3. Regálate una pausa entre junta y junta, o bien, cuando ya pasaste mucho tiempo sentado en una sola actividad. Levántate, estírate y haz un “check in” contigo.

  4. Practica la escucha atenta, es decir, evita interrumpir en una reunión cuando sientas que necesitas decir una idea o que no estás de acuerdo con algo. La propuesta es escuchar atentamente lo que la otra persona tiene que decir y esperar tu turno.

  5. Analiza el responder contra el reaccionar, ya que en muchas ocasiones el impulso es motivado por nuestras emociones. La propuesta es prestar atención a las emociones que surgen en nuestra experiencia diaria, porque al momento de reconocer la emoción, identificas qué fue lo que la detonó.


¿QUÉ ES MINDFULNESS?

  • Mindfulness es la capacidad de prestar atención al momento presente sin juzgar ni reaccionar en automático y que ayuda a tener un mayor bienestar.

  • Es sencillo de practicar y no requiere ningún tipo de experiencia, ya que más allá de ser una meditación, es un entrenamiento al cerebro para que pueda prestar atención al momento presente.

  • Puedes practicar la meditación de forma formal, es decir, con los ojos cerrados y concentrados en un objeto ancla, o bien, de manera informal, es decir, a través de las actividades diarias como estar consiente al lavarte los dientes o caminar.